Sin categorizar

Impuestos en España, ¿cómo funcionan?

En España, el sistema fiscal no es el mismo que en otros países. Todos los años, los residentes pueden presentar su declaración de renta, pero no es obligatorio para todos.

En España, los impuestos son administrados por La Agencia Tributaria (tesoro público). Este organismo es responsable de la campaña oficial de declaración de impuestos. El año 2020 comenzará el 5 de abril y finalizará el 30 de junio. Los particulares pueden realizar el trámite directamente online aquí gracias al programa Renta Web. Este último sustituye al programa PADRE de años anteriores y debería simplificar los trámites.

Las autoridades fiscales pueden pedirle que pague un exceso de IRPF (impuesto sobre la renta, ya deducido en la fuente de su salario) o le devuelva el dinero si considera que ha pagado demasiados impuestos durante el período. ‘el año pasado.

¿A quién le preocupa?

En España, no todos los residentes están obligados a declarar sus ingresos. Si coincide con uno de los perfiles a continuación, puede evitar la declaración. Por tanto, es obligatorio en el caso contrario. Está exento si:

  • Tienes unos ingresos laborales personales iguales o inferiores a 22.000 euros anuales. El límite es de 12.000 euros anuales para algunas personas, como las que perciben una pensión complementaria de un cónyuge.
  • Sus rendimientos sobre el capital mueble o los beneficios relacionados con los activos sujetos a retenciones o pagos no superan los 1.600 euros en el año.
  • Tus ingresos por inmuebles y subvenciones para la compra de vivienda de “protección oficial” no superan los 1.000 euros anuales.

La predeclaración o borrador

En el sitio web de la Agencia Tributaria, el primer paso es descargar su pre-declaración o borrador en español. En España, los impuestos se deducen directamente en la fuente, es decir, todos los meses de su salario. Así, la empresa ya paga el IRPF – Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas – y declara los ingresos de cada empleado.

Los contribuyentes pueden descargar la predeclaración en línea, que ya está completa con sus datos. El documento informa sobre lo que la persona debe pagar o recibir. Pero cada persona es libre de consultar su predeclaración, modificar ciertos elementos e incluso agregar información, como alquiler, tarifas u otros ingresos recibidos durante el año.

Un consejo: una vez completa la declaración, es fundamental leerla con atención para evitar errores innecesarios.
Las devoluciones pueden variar de un caso a otro, por lo que es recomendable acudir a un experto especializado en fiscalidad europea para ahorrar tiempo y evitar errores.

Si tiene una familia numerosa, general o especial o una declaración de discapacidad, las autoridades fiscales pueden devolverle el dinero. Tampoco debe dudar en declarar los costos de matrícula y educación. Tasas sindicales y defensa jurídica.