Sin categorizar

En México, hacienda está planeando cobrar impuestos a las siembras y ventas de cannabis

De llegar a aprobarse la Ley Federal para la Regulación del Cannabis por la Cámara de Diputados en la cual se legaliza el uso lúdico, medicinal y científico de la marihuana y sus derivados como fertilizante liquido, aparte de regular su siembra, cultivo, cosecha y producción, entonces el gobierno mexicano procederá al cobro impuestos por cada licencia emitida para quienes busquen vender y sembrar marihuana.

El dictamen de esta Ley ya ha sido aprobado por el Senado, y que fue discutido y votado en la Cámara de Diputados, plantea que quienes quieran dedicarse a la venta y siembra de marihuana para uso recreativo y con fines medicinales deberán contar con un permiso que otorgará la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios, y que para obtenerlo se debe ser persona física o persona moral, en otras palabras, estar registrado en el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y estar al tanto del pago de los impuestos.

“Respecto a las licencias para la venta de cannabis, sus derivados o productos finales, se otorgará a personas físicas o morales legalmente constituidas, con domicilio social dentro de territorio mexicano y reconocidos como contribuyentes con el pago de sus respectivos impuestos”, se estipula en el dictamen.

Tales licencias presentarán una vigencia de cinco años y en el caso de renovación se requerirán los libros de control que esten debidamente requisitados. Así mismo, se establece que las licencias deberán contener la autorización de la persona titular para permitir las visitas de inspección o verificación que correspondan.

Dentro de la ley también señala que, si se desea obtener la licencia para la siembra, cultivo y cosecha del cannabis con propósitos médicos y farmacéuticos, se requerirá ser persona física, de nacionalidad mexicana, estar en pleno uso de sus derechos políticos y no contar con antecedentes penales. Las personas morales deberán encontrarse al corriente de sus responsabilidades fiscales y, en el caso de sus directivos y representantes legales, estos no contar con antecedentes penales.

La Ley sugiere que los recursos fiscales que se obtengan por la aplicación de impuestos que se generen de cada licencia, serán destinados para el tratamiento de adicciones de consumidores de cannabis. En el documento se precisa que será la Cámara de Diputados la encargada de analizar y proponer qué impuestos pueden aplicarse.

“Es necesario mencionar que, respecto a la Ley de Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, en términos de lo dispuesto por el artículo 72 inciso H de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los proyectos que versen sobre empréstitos, contribuciones o impuestos deben discutirse primero en la Cámara de Diputados, por ende, no corresponde a esta Cámara pronunciarse al respecto”, refleja el dictamen.

En el foro Pacto Fiscal que se llevó a cabo en el Colegio de México, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera señaló que de ser aprobada la ley en la Cámara de Diputados se les cobraría el IEPS (Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios) así como también se le cobra a bebidas alcohólicas y cigarrillos.