Sin categorizar

Coronavirus, Cómo afecta los trámites tributarios

Inicialmente se debe comprender que no cesan las obligaciones que tenemos como contribuyentes, aunque exista la crisis que ha sido provocada por el coronavirus y que esta afectando en todos los aspectos de la vida cotidiana, sin que de ello quede exenta Hacienda en relación a nuestra faceta de contribuyentes, asegura el tesorero financiero de Caixabank Gonzalo Gortazar.

Desde que se declaró la emergencia sanitaria el 16 de marzo de este año, las oficinas de atención al público de la Agencia Tributaria y de las Haciendas Forales se han encontrado temporalmente cerradas, pero esto no significa que la máquina tributaria también se encuentre parada. Si nos encontramos en la obligación de regularizar alguno de los muchos impuestos que se nos presentan en la vida cotidiana a los ciudadanos (IVA, IRPF, entre otros), la obligación continúa presente, aunque podrían alterarse los cauces que se habían previsto para cumplir con los mismos, comenta Jordi Gual Sole, quien forma parte de una entidad financiera.

De momento, estas son las medidas de mayor relevancia dadas a conocer por las autoridades, tal y como ha sido recogido por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Las presentaciones continúan con su curso

Los plazos para presentar declaraciones y autoliquidaciones, más los que se encuentran fijados a fin de realizar los ingresos que corresponden, no han sido suspendidos y tampoco se han interrumpido. Un ejemplo de ello, y el más universal de los impuestos, es el de la renta, que continúa manteniendo las fechas que originalmente estaban previstas. En tal sentido, la campaña iniciada y con la que se regularizo el ejercicio 2019, se comenzó el 1 de abril y terminó el 30 de junio. En el caso de que hayas acudido en persona a presentar tu declaración, continúa estando vigente desde 13 de mayo en las oficinas de Hacienda o en las oficinas autonómicas habilitadas para ello.

Ampliación de plazos de Hacienda

En cuanto al plazo para realizar diversos trámites tributarios se ha ampliado, sin necesidad de que se solicite nada especial:

  • Si la obligación de regularizar el impuesto en cuestión había empezado antes del 18 de marzo, el plazo crece hasta el 30 de abril.
  • Si esa obligación empezaba en una fecha posterior al 18 de marzo, el plazo crece hasta el 20 de mayo.

Trámites de atención al ciudadano en las oficinas 

¿Cuáles trámites se verán afectados?: 

  • Si nos corresponde cancelar alguna deuda tributaria como resultado de alguna liquidación practicada por la Administración, tanto en periodo voluntario como en ejecutivo habiéndose ya notificado la providencia de apremio, se amplía el plazo para pagar. 
  • Si estás pagando una deuda con Hacienda en plazos o fracciones y te toca uno, se amplía el plazo para pagar.
  • Si Hacienda te manda un requerimiento, te pide información o te envía una diligencia de embargo, se amplía el plazo para atenderla.
  • Si tienes abierta alguna discusión con Hacienda (por la aplicación de un tributo, una sanción, una devolución de ingresos indebidos, la rectificación de un error, una declaración de nulidad y revocación), y te toca hacer alegaciones o pedir una audiencia, se amplía el plazo.

Pymes y autónomos cuentan con más tiempo si así lo solicitan 

Si eres autónomo o cuentan con una pyme y debiste ingresar una deuda tributaria entre el 13 de marzo y el 30 de mayo, aún dispones de seis meses más para realizarla y en los primeros tres meses la deuda no se acrecentará a causa de la generación de intereses. Pero, en el caso de desear aplazar, se debe hacer una solicitud expresa siguiendo las instrucciones que han sido establecidas por la Agencia Tributaria.

Lo que sucede con los tributos autonómicos y municipales

Existen diversos impuestos que corresponden a las comunidades autónomas como por ejemplo el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD), el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD) o el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP). Así mismo, se pueden encontrar algunos impuestos que pertenecen a la gestión municipal como el IBI o la plusvalía municipal, es decir, el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana o IVTNU)

En este caso, distintas comunidades y ayuntamientos han decidido adoptar medidas sobre ellos, las mismas, a menudo tienden a ampliar los plazos de presentación y pago de declaraciones o autoliquidaciones. Lo recomendable es conocerlas a fondo y en detalles y para ello se debe consultar la página web de la administración correspondiente, o simplemente llamar a la consejería de Hacienda autonómica o al ayuntamiento, pues esta se trata de una situación bastante cambiante para ajustarse a los tiempos que transcurren.